DECORACIÓN AL ESTILO NÓRDICO

4b52d041-SUPERHIGH-24325649

Un estilo cautivador y lleno de elegancia. Las formas, colores y texturas se complementan.

Sensación de confort y calidez, es el objetivo principal del estilo nórdico. Países con climas muy fríos que toman como base en sus hogares el color blanco tanto en paredes como en el mobiliario, complementos…etc. En estos lugares donde la noche llega muy pronto, se debe buscar la claridad ante todo. Así que el color estrella es el BLANCO, el material estrella es la MADERA. A menudo, la madera pintada de blanco y también en colores muy claritos.

El mobiliario nórdico, puede parecerse en cierto modo al estilo minimalista, no por las formas, si por el objetivo: líneas simples y sentido práctico. Los tejidos (cortinas, alfombras, mantas, cojines…etc) para este estilo siempre de procedencia natural y tonos muy claros o neutros. Estos suavizarán y aportarán calidez al mobiliario y la estancia.

Y para destacar y dar vida a la calidez y la armonía de los suaves colores de paredes, muebles y textiles: Incluye detalles como adornos o cuadros de un color que te guste mucho y que sea vivo. El rojo, el azul electrico, el amarillo…etc.

Si te decides por este estilo, pero no estás convencida de instalar parquet o tarima flotante, una gran idea es sustituir éste por unas grandes alfombras que deliminten áreas. Por ejemplo, una gran alfombra que ocupe la totalidad de la mesa y sillas de comedor, otra que cubra la zona del sofá y la mesita auxiliar, otra para el espacio que dedicas a lectura (esa zona que tienes con foco, sillón y librería).

La calidez está garantizada. Te dejamos con una galería de fotos seleccionadas.