CHIMENEAS PARA TODOS LOS GUSTOS

chimenea

Actualmente ya no tienes que optar por una chimenea clásica para calentarte ecológicamente. Cada día, está más alejada la idea que todos tenemos de chimeneas de piedra, rústicas y con el acabado inclinado a la parte de arriba

El prototipo de chimenea para los diseñadores ha cambiado. Hoy en día, cualquiera puede tener en su casa, ya sea un piso o un casa unifamiliar una chimenea que combine perfectamente con el estilo de su decoración ya que hay modelos que se acoplan perfectamente a todos los estilos y tendencias.

El “catálogo” de chimeneas es tan amplio que nos quedaríamos sorprendidos de ver que, incluso, aquello que no lo parece en realidad es una chimenea que podemos tener en nuestro salón o incluso en nuestro dormitorio ya que tienen formas tan variadas que van desde el triángulo hasta el hexágono pasando por el círculo, el cuadrado, el rectángulo ó la semiesfera e incluso siempre podemos pedirla a medida para que encaje en cualquier rincón de la vivienda a la que estará destinada hogar.

Aquí te dejamos las diferentes opciones que puedes elegir según la necesidad de cada hogar. Si te estás planteando poner una chimenea en tu hogar acude a un profesional te aconsejará.

Chimenea de leña. Es el modelo tradicional de chimenea, funciona con carbón o  leña y es el que garantiza una mejor distribución del calor por toda la vivienda.

La instalación de este tipo de chimenea deberá realizarla un profesional ya que es necesario contar con una licencia de obra y una salida de humos perfectamente habilitada.

Chimeneas eléctricas. De este tipo de chimenea podemos distinguir dos tipos de funciones: decorativa, en la que la llama es simulada mediante una luz intermitente, y, práctica, por su producción de calor regulable.

La instalación de chimeneas eléctricas es sencilla ya que no necesita disponer de una salida de humos. Solo requiere corriente eléctrica que puede ser tomada de cualquier lugar de la casa.

Chimeneas de bioetanol. Son las más limpias y seguras y crean una llama decorativa que no necesita salida de gases porque no produce residuos. Sus principales puntos a favor son el diseño y la movilidad, pero pierde en funcionalidad ya que produce muy poco calor.

Chimeneas de gas. La chimenea de gas permite regular la llama y el calor en algunos de sus modelos,  así pues puedes regular la llama decorativa y a la vez el calor que quieras que ésta transmita.

Aunque se trata de una instalación sencilla debe ser llevada a cabo por un profesional cualificado, ya que, al igual que la chimenea de leña, necesita una salida al exterior. El suministro de gas nos puede llegar directamente de la red o mediante bombonas.

Chimeneas de pellets. Proporcionan un ambiente agradable y acogedor en el salón.  El pellet es un combustible totalmente ecológico que proporciona un ahorro energético. El pellet tiene un gran poder calorífico, produce muy poco residuo en forma de ceniza, es de fácil almacenaje y ofrece posibilidades de ampliación.

Algunas chimeneas y/o estufas de pellets tienen un funcionamiento totalmente automático, con programador horario y termostato ambiente.